Según diversos estudios, bailar tango…

  1. Mejora la coordinación de movimientos, el equilibrio y la socialización.
  2. Favorece la buena postura y atenúa los problemas de columna.
  3. Ayuda a combatir la agresividad, ira, ansiedad y depresión.
  4. Disminuye y mejora la distribución de la grasa corporal.
  5. Mantiene y mejora la fuerza y resistencia muscular.
  6. Retarda el proceso natural de envejecimiento.
  7. Mejora la imagen corporal y la autoestima.
  8. Reduce el estrés y mejora el humor.
  9. Fomenta el aprendizaje, la memoria y la creatividad a la hora de recordar e improvisar coreografías.
  10. Practicarlo regularmente aumenta la capacidad aeróbica hasta el 20 %, lo que equivale a un regreso funcional de más de 10 años.

Dejar una respuesta